Email: support@essaywriterpros.com
Call Us: US - +1 845 478 5244 | UK - +44 20 7193 7850 | AUS - +61 2 8005 4826

The Human Instincts That Fashion Gods, Spirits and Ancestors

Aunque la religión ha sido objeto de estudios científicos desde al menos el final del siglo XIX (ciencias de la religión), su estudio como un fenómeno cognitivo es más reciente, pues anteriormente los enfoques más importantes habían sido los de la antropología de la religión1​ y la sociología de la religión. La ciencia cognitiva de la religión considera el resultado de los trabajos anteriores en el contexto de las teorías evolutiva y cognitiva.2​ Así, solo fue posible a partir de la llamada “revolución cognitiva” de los años 1950s, y el desarrollo, a partir de los años 1970s, de la sociobiología y otras aproximaciones al comportamiento humano en términos evolucionistas, especialmente la psicología evolutiva.

Aunque Dan Sperber presentó su pionero Rethinking Symbolism en 1975, los primeros trabajos propiamente incluidos en la disciplina se publicaron en los años1980s. Entre ellos estaba el de Stewart E. Guthrie,3​ que examinaba la importancia del antropomorfismo en la religión, y que posteriormente llevó al desarrollo de un concepto de la disciplina: “dispositivo hiperactivo de detección de agencia” (hyperactive agency detection device).4

El comienzo real de la ciencia cognitiva de la religión se demoró hasta los años 1990s, década en que aparecieron un gran número de libros y artículos muy importantes, gracias al trabajo de las fundaciones dedicadas a la ciencia cognitiva de la religión, como Rethinking Religion: Connecting Cognition and Culture y Bringing Ritual to Mind: Psychological Foundations of Cultural Forms, de E. Thomas Lawson y Robert McCauleyNaturalness of Religious Ideas de Pascal BoyerInside the Cult y Arguments and IconsHarvey Whitehouse y Guthrie desarrollaron en ensayos extensos, como Faces in the Clouds, sus teorías presentadas anteriormente. En los años 1990s, estos y otros investigadores, que habían trabajado independientemente en distintas disciplinas, descubrieron mutuamente sus trabajos y encontraron valiosos paralelismos entre sus aproximaciones, resultando en algo parecido a una tradición de investigación (self-aware research tradition). Para el año 2000, el campo de estudio había quedado bien definido por Justin L. Barrett, que acuñó la expresión cognitive science of religion en su artículo.5

En el siglo XXI, la ciencia cognitiva de la religión se ha desarrollado de forma similara a otras aproximaciones evolucionistas a fenómenos sociológicos, con la incorporación de más investigadores con desrrollos teóricos y empíricos procedentes de distintas tradiciones de investigación. El campo queda así poco cohesionado, excepto por la consideración del objeto de estudio (la religión) en términos cognitivos y evolutivos, así como por la relación con instituciones como la International Association for the Cognitive Science of Religion(IACSR), fundada en 2006.6